¿Qué es un emprendedor? Bueno, un emprendedor es una persona que toma riesgos calculados e introduce un producto nuevo o ya existente en un nuevo mercado o existente. En otras palabras, un emprendedor es un fundador.

Un emprendedor inicia una aventura. Él o ella toman una idea y le da forma a algo que el mundo puede ver como un impulso. Muchas personas piensan que conseguir un trabajo a nivel ejecutivo, con un alto salario significa estar en la cima del mundo. Sin embargo, ¿alguna vez te has puesto a pensar que incluso los ejecutivos bien remunerados tienen a alguien a quien responder?

Así es, los emprendedores en realidad se convierten en las personas más exitosas en el mundo. Piense por ejemplo en Bill Gates o Donald Trump.

Entonces, ¿qué es lo que necesita para llegar a ser un emprendedor? En primer lugar, usted tiene que tener una idea. El espíritu emprendedor consiste en tomar esa idea y transformarla en algo que la gente estaría dispuesta a pagar. Pero, ¿cómo se hace eso?

Bueno, para ayudarle, usted puede utilizar el análisis FODA. ¿Qué es el análisis FODA? Es un sistema de control, que le ayuda a juzgar la viabilidad de su idea.

Los componentes del análisis FODA son:

  1. Fortalezas-Puntos fuertes – Con el fin de tener éxito en su empresa, usted necesita ser capaz de analizar los puntos fuertes que tiene. Su idea de que se puede cambiar la forma en que la gente percibe las cosas? ¿Eres bueno con la venta de tu idea? ¿Qué tiene usted que se puede considerar una ventaja sobre la competencia?
    El análisis de sus puntos fuertes le puede dar la inyección de confianza que tanto necesita. También le puede enseñar cual es la mejor manera de presentar su producto o servicio, cuando se está tratando de convencer a la gente a comprar su producto o su servicio. Recuerde que más a menudo  no es el producto que la gente compra, es la persona que la vende.
  2. Debilidades- Puntos débiles – Por supuesto, cuando usted estudia sus puntos fuertes, también se examinan sus debilidades. Nadie ha nacido para ser el emprendedor perfecto. Todos tenemos nuestros pequeños defectos y pequeños errores.
    Sin embargo, usted debe analizar sus debilidades y tratar de equilibrar, y tratar de convertirlos en fortalezas. Piense en las maneras que usted puede compensar sus carencias y cómo convertir lo negativo en positivo. Al hacer esto, usted será capaz de enfrentar el miedo de todo emprendedor: el fracaso de uno mismo. Usted será capaz realmente de conocer sus debilidades y adicional a ello saber cómo hacerle frente a cada una de ellas.
  3. Oportunidades –Los primeros dos factores tuvieron algo que ver con sus características internas. Sin embargo, como todos sabemos, los emprendedores se enfrentan no sólo a sí mismos, sino al mundo también. Usted necesita examinar cualquier oportunidad que pueda ayudarle a tener éxito en el mercado en el que ha decidido incursionar. Las oportunidades incluyen la actitud de la gente hacia un producto, cualquier necesidad específica en el mercado de un servicio y los incentivos que se encuentran en el mercado para su empresa.
    Al identificar las distintas oportunidades, se puede ver si iniciar una empresa sería inteligente en ese momentoo. Además, las oportunidades pueden revelarle, cómo combinar sus puntos fuertes o como neutralizar sus debilidades.
  4. Las amenazas – Por supuesto, el mal siempre viene con el bien. Si el mundo nos ofrece algunas oportunidades, es importante que entienda que hay amenazas que podrían arruinar su empresa. Es necesario tomar en cuenta las leyes, los impuestos, la situación política actual y ver si en verdad tiene un mercado objetivo potencial.
    Mediante el análisis de las distintas amenazas a las que eventualmente puede enfrentar su empresa, usted puede preparar planes de contingencia por si las cosas no salen bien para usted. También es la mejor forma de prepararse para cualquier cosa que tiene el potencial de arruinar su empresa mediante la recopilación de toda la información disponible al respecto. 

Aquí lo tienes: esos son los elementos esenciales para ser un emprendedor inteligente. Recuerde que el beneficio rara vez proviene de tenerle miedo al dinero. Con el fin de tener éxito, usted necesita tomar riesgos calculados. Los riesgos son diferentes de las incertidumbres en el sentido de que puede reducir los riesgos, pero realmente no se puede minimizar la incertidumbre. Lo que hay que hacer es deshacerse de la incertidumbre al demostrarse a sí mismo que puede manejar el riesgo.

De este modo, se obtiene la personalidad del emprendedor: siempre con el objetivo de ser el mejor del mundo.

 

Ser emprendedor es un estilo de vida y nuestro objetivo a través de este espacio es compartir conocimientos, inspirarlos con nuevas ideas, con testimonios de éxito y que juntos alcancemos nuestros objetivos de negocios